¿Quieres tener un negocio digital rentable y ser feliz mientras lo sacas adelante?

Vivir y disfrutar de cada momento debería ser uno de tus objetivos en tu carrera de emprendedor.

Por eso voy a compartir contigo la fórmula que yo aplico todos los días en mi negocio. 

Mira.

Si has investigado un poco por internet y te gusta investigar acerca del emprendimiento —que si estás aquí, es por algo— seguro que, al menos, te tiene que sonar.

La fórmula de las 3 Ps

Seguro que en tu día a día realizas actividades de manera mecánica, casi sin prestarle atención. Y después de repetirlas hasta la saciedad, no le encuentras un sentido a lo que haces.

Es posible que estés generando dinero, pero ¿te llena realmente? ¿Puedes hacerlo sin que te importe perder el tiempo? ¿Puedes realizar estas actividades sin que te generen estrés?

Para averiguarlo, te voy a hablar de la fórmula de las 3 Ps, que está compuesta por:

  • El propósito.
  • El proceso.
  • Y el plan.

¿Te cuento un poco más de cada uno?

Propósito

Estoy segurísima de que te lo han dicho alguna vez.

Eso de que necesitas tener un propósito en la vida o que tu negocio debe tener sus propios propósitos.

Que sin ellos, no alcanzarás el éxito.

¿Verdad?

Ahora bien, ¿qué son los propósitos?

Si buscas su definición, verás que son esas metas que adquieres por decisión propia. Es decir, lo que tú decides hacer porque tienes un objetivo o una meta.

Pero, ¿te digo algo? Yo tengo otra definición. Es muy mía, pero quiero que la tengas en cuenta.

Mi definición de propósito

Para mí, un propósito debe tener dos aspectos: una meta que te has puesto y tus valores y creencias.

Cuando puedes integrar la meta que quieres alcanzar (ganar 10.000 € al mes) con tus valores (la familia, el amor, la amistad, la verdad, la empatía) significa que tu meta está alineada con esos valores.

Entonces es muy probable que vivas con propósito

Vivir con propósito quiere decir, simplemente, que tienes un objetivo tan claro que vas a hacer actividades día a día para alcanzar ese sueño, mientras que se vuelve tan importante en tu vida, que ocurre algo.

Empiezas a experimentar internamente sentimientos como el agradecimiento y el bienestar de hasta respirar.

Cuando vives con un propósito, cuando haces algo con propósito y con sentido individual, se convierte en una forma de vida.

Un propósito no es algo que escribes en un papel y te olvidas de él, no. 

Es un estilo de vida. 

Por lo que, lo primero que debes averiguar y analizar, es si estás viviendo con propósito.

Proceso

Esto es más común de lo que piensas.

Te lanzas a emprender sin conocer los tiempos de evolución de tu proyecto porque lo único que quieres es alcanzar la meta.

Llegar hasta allí rápido y sin dolor.

Siento decirte que esto es imposible.

Debes tener en cuenta que cuando inicias un proyecto, tienes una curva de aprendizaje y  que tenemos unas etapas por las que vas a tener que pasar sí o sí.

Y si tu foco principal es un objetivo lejano o muy ambicioso pero no eres consciente de las etapas que debes completar antes de llegar, lo más probable es que te frustres.

Cómo saber si te estás saltando el proceso

Es muy sencillo averiguar cuándo estás siendo más exigente contigo de lo que debes, cuándo quieres saltarte un paso o, directamente, cuándo quieres abarcar mucho más de lo que te toca en ese momento.

Porque en ese momento te verás comparándote con personas que ya llevan 10, 15 o 20 años en tu sector.

Te empezarás a infravalorar y te dirás que no eres suficiente o no eres un experto.

Pero es imposible que llegues a la cima sin pasar por el proceso. No hay fórmulas mágicas.

Cuando unas el proceso con el propósito, te darás cuenta de que cada etapa por la que pases, tiene momentos de grandiosidad.

Donde tú puedes compartir tu valor con el mundo. Donde puedes hacer crecer tu proyecto, conseguir ingresos fantásticos y ser feliz por el camino.

¿Es más importante el camino o el destino?

Te lo habrán dicho cientos de veces.

«Lo importante no es el destino, sino el camino».

Sinceramente, el destino es importante.

Si no tienes el foco puesto en el destino, irías dando tumbos sin sentido.

Pero tienes que disfrutar del proceso y los tiempos. Por mucho que quieras correr, no vas a conseguirlo si antes no caminas.

Así que disfruta, permítete vivir todas las etapas del proceso.

Y por último, apunta esto, porque todo emprendedor necesita un…

Plan

¿Qué? No me mires así.

Necesitas un plan.

Es más, cualquier negocio físico o digital lo necesita de manera imprescindible.

Un plan es una estrategia de negocio que te acerque a esa meta que te has autoimpuesto.

Es la piedra angular de tu negocio.

Todos los días debes saber qué actividades te están acercando a tu objetivo y cuáles te están alejando de él.

¿Quieres que te ponga un ejemplo? Mira.

Si quieres facturar 2.00 € al mes, tienes que desarrollar una serie de actividades que te lleven a facturar esa cantidad de dinero. 

A mis alumnos les diría, por ejemplo, que deben agendar cierto número de llamadas al mes para conseguir el objetivo.

Pero en el caso de que quisieras facturar 10.000 € al mes, tu plan de acción debe ser totalmente diferente.

Necesitarás otras herramientas, soporte externo y otras estrategias.

No puedes negar que necesitas un plan

No me gusta ser tan tajante, pero es la realidad.

Cuando tengas claro qué actividad te toca hoy y mañana, lograrás estar totalmente enfocado y no distraerte.

Porque te vas a encontrar a personas o situaciones que serán distracciones y que pueden desviarte de tu camino.

Pero entonces, es cuando debes recordar todo lo que te he contado en este post.

Propósito, proceso y plan.

Estas 3 Ps te ayudarán a tener un negocio realmente productivo, rentable y, además, serás feliz en él.

¿Lo vas a poner en práctica?

Te invito a conocer más sobre Como automatizar la captación de clientes a tu negocio en mi Masterclass gratuita, accede ahora aquí, y aprende  Cómo transformar tus conocimientos y habilidades en un negocio digital rentable que atrae clientes en piloto automático.

Un fuerte abrazo

Masterclass Gratuita

Cómo transformar tus conocimientos y habilidades en un negocio digital rentable que atrae clientes en piloto automático

Términos y condiciones

Boletines

Revisa tu Bandeja de Correo